¿Por qué tengo que escuchar a este tipo?

Como vimos en “Cómo empezar una charla con buen pie” el objetivo de una charla es doble: captar la atención de la audiencia y convertir esa atención en interés. Hoy hablaremos del segundo objetivo y de cómo puedes responder la pregunta que toda audiencia tiene en el subconsciente: ¿por qué tengo que escuchar a este tipo durante los X siguientes minutos?.

La estrategia que mejor me funciona es imaginarme a mi mismo como un guía de viaje. Estoy invitando a la audiencia a que me acompañen desde donde están (mentalmente) hasta una nueva realidad (el objetivo de mi charla). Como explica Chris Anderson en su charla “what makes a great talk great“:

Tienes que empezar donde están y darles una razón para venir contigo.

¿Qué hay de lo mío?

Esto puede ser tan sencillo como decir de qué vas a hablar y por qué crees que lo que vas a decir es importante para la audiencia. Pongamos como ejemplo esta charla:

Empieza con una afirmación sorprendente y continúa con:

Hay pruebas de que sonreír, en si mismo, es bueno para ti, para tu salud y para tus relaciones. Por eso, hoy os quiero hablar…

¡Oh! ¡Están hablando de mí! Esto es bueno para mi salud y mis relaciones. Me interesa…

Orientación

Como todo buen guía, hay que explicarle a los viajeros por dónde vamos a pasar hasta llegar a la meta. Esto es lo que Jeremy Donovan en su libro ‘Método TED para hablar en público‘ llama la post-introducción. Es un anticipo de tu discurso en el que le dejamos ver a la audiencia por dónde vamos a ir.

La post-introducción es una técnica que no siempre tienes que usar,pero que es especialmente útil en los discursos informativos, por ejemplo, en una clase. En estos discursos el objetivo es la claridad. Con la post-introducción estamos dejándole ver a la audiencia de qué vamos a hablar antes de entrar en materia.

Al final de nuestra introducción, si alguien estuviera escribiendo lo que decimos en una página, esa persona tiene que ser capaz de escribir el título del discurso en el encabezado con la información que acabamos de darle.

Otra técnica que nos ayuda a guiar e interesar al público es explicitar el objetivo de la charla. En esta magnífica charla de Jane McGonigal empieza diciéndonos cual es su objetivo para nosotros:

Esta es mi misión especial para esta charla: Voy a intentar alargar la vida de cada una de las personas en esta sala siete minutos y medio.

 

Pre-introducción

En conferencias y eventos en los que el público ha estado viviendo ya experiencias, oyendo otras charlas, esperando a que se solucionen problemas técnicos, tienes una ocasión de oro para hacer una pre-introducción y mencionar brevemente algo que ha pasado durante el día para construir un puente con la audiencia.

A la entrada del evento TEDxValencia durante la mañana, la audiencia participó rellenando un muro en el que solamente estaban escritas las palabras “Antes de morir quiero…“. El muro era lo primero que se veía antes de entrar al recinto. Juan @Blogoff usó esta experiencia para jugar con la audiencia en su charla “Educación y nativos digitales”:

En conclusión

La introducción de una charla es la toma de contacto con el público, nuestra primera oportunidad para abrir un canal de comunicación. Nuestra misión es captar la atención del grupo e interesarles por el viaje que vamos a hacer. Lo importante, una vez más, no es la charla, ni el orador, sino dónde va a acabar la audiencia cuando se baje el telón.

Share

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Por qué tengo que escuchar a este tipo? - - Educacion enpildoras.com - 17 Enero, 2014

    […] Continuar leyendo: ¿Por qué tengo que escuchar a este tipo? – […]

Deja un comentario