¿PowerPoint para dar apuntes a los alumnos?

Mi madre, que he de calificar como una excelente profesora y conferenciante, me comentó en varias ocasiones la incompatibilidad de los típicos consejos para hacer una buena presentación con la tarea de proporcionar apuntes a un grupo de alumnos. Suponiendo que sigamos la línea de crear una presentación con muy poco texto, mucha carga fotográfica, tipos de letra grandes y huir de los bullet points gran parte de las presentaciones necesitarán de un comunicador que las ponga en contexto.

En principio, si tus diapositivas no tienen sentido sin que estés tú “presentándolas” vamos bien encaminados porque las diapositivas son un apoyo para ti y no tú un adorno para las mismas. Pero qué ocurre si quiero subir esa presentación a Slideshare para que esté disponible para más personas o si quiero que sirva como apuntes para mis alumnos a la hora de preparar un examen.

Pongamos como ejemplo esta presentación llamada How to become a better speaker Su diseño será magnífico pero sin voz hay algunas partes que cuesta entender o que a lo mejor se interpretan de forma distinta a como quiere el presentador.

Un problema que seguro trataremos en varios artículos y que hoy me gustaría enfocar como: no es lo mismo presentar unos apuntes que utilizar unos apuntes como presentación. Lo primero es razonable y necesita de alguna ayudita extra y lo segundo puede provocar muerte por powerpoint.

Utilizar unos apuntes como presentación

El hecho de que se pueda abrir un archivo de Word en un cañón de un aula que está conectado a un ordenador no significa que Word esté hecho para proyectarse en las aulas. Del mismo modo, el hecho de que nosotros podamos escribir párrafos y párrafos de texto en un PowerPoint y luego imprimirlos no significa que PowerPoint se haya creado con ese objetivo.

Los procesadores de texto tradicionalmente tienen una disposición vertical y un montón de recursos orientados a su impresión. Cuando cambiamos las funciones entre Word y PowerPoint (o entre Pages y Keynote) empiezan a pasar cosas raras.

Por definición no vas a poder meter la misma cantidad de texto en un A4 de Word que una diapositiva de 800 x 600 a no ser que empieces a reducir el tipo de letra y a añadir diapositivas hasta el infinito.  Lo que obtendrás será unos apuntes efectivamente, pero unos apuntes que hubieran quedado muchísimo mejor en un procesador de textos y que al mostrarlos en un cañón de clase no se leerán (por lo pequeño del tipo de letra), cansarán (por la gran cantidad de diapositivas) y aburrirán (porque te sentirás más que tentado de leer lo que ponen).

Así pues ¿por qué se usa PowerPoint para muchas clases? La respuesta está una vez más en el objetivo de la presentación. En muchas clases universitarias y de instituto el objetivo de la presentación no es otro que proporcionar unos materiales a los alumnos para que estudien y, a menudo, para que los repitan casi palabra por palabra en el sistema de evaluación. En esa línea PowerPoint se usa como sustitutivo del Word porque requiere menos tiempo que si separamos materiales (me vale de guión para la clase al mismo tiempo que impreso vale para estudiar a los muchachos), porque simplifica (bullet-points mediante) y porque está preparado para usarse con cañón en las aulas.

Que el objetivo y la función de un profesor sea dar apuntes es terrible pero no es culpa ni del profesor, ni del PowerPoint, ni de los alumnos sino de la situación actual de la enseñanza en España. Contra eso poco podemos hacer nosotros hasta que nos nombren ministros de cultura. Sin embargo, si los alumnos tienen un material de apoyo externo (libro de texto, digital, unos apuntes ya hechos por el profesor de otro año…) entonces el profe se encontrará liberado para cambiar el objetivo de su charla a facilitar la comprensión de los conceptos y de las ideas a los alumnos.

Cuando el objetivo es dar apuntes, el uso de PowerPoint es una pantomima, una excusa para reunirnos en las aulas y un problema que la enseñanza online está dejando en evidencia. Cuando el objetivo es que los alumnos aprendan, el uso del PowerPoint para presentar ideas y conceptos está plenamente justificado así como la función del profesor.

Personalmente las mejores clases que recuerdo de la facultad – entendiendo por mejores en las que más aprendía, las que más me inspiraban y las que me pasaban más rápido – eran aquellas en la que el profesor no me daba apuntes sino que me enseñaba. Los apuntes o los tomaba yolos cogía de otro sitio.

Si quieres proporcionar unos apuntes para liberarte de esa tarea a la hora de dar tu charla la mayoría de universidades tienen algún sistema interno para colgar los PDF correspondientes. Si no, puedes tratar de hacerte un blog en un sitio como WordPressBlogger y subirlos allí, usar un servicio de alojamiento como Dropbox Google Drive o si le tienes mucho cariño a Slideshare probar Scribd que está hecho específicamente para alojar documentos PDF, DOC, ODT en Internet.

Materiales complementarios

Imagínate que estás dando un taller puntual sobre Redes Sociales y a lo largo del mismo comentas enlaces a recursos de interés o explicas algún concepto complejo con una disertación que literalmente no está en la diapositiva. Puede que quieras que el público te atienda a ti y no esté tomando notas o puede que quieras que en el futuro otras personas sean capaces de disfrutar por completo de esa presentación a través de Internet. ¿Dónde poner esos materiales complementarios?

Ya hemos visto que una opción puede ser listar esos materiales en un PDF y alojarlo de forma separada. Puedes incluso enlazar a ese PDF en una diapositiva o si te sientes muy moderno hasta calzar un código QR para que los asistentes simplemente usando su móvil puedan guardar ese enlace.

Puedo entender que separar por completo los materiales de la presentación cuesta un poco. Para eso está el uso creativo de la herramienta “notas del presentador”.

Las notas del presentador están disponibles tanto en PowerPoint como en Keynote y como explicaremos en futuros artículos sirven principalmente para, en una presentación con doble pantalla (el monitor de tu ordenador y la pantalla de proyección) tu puedas ver la presentación con unas notas de apoyo simulando las típicas tarjetitas que algunos conferenciantes llevan consigo.

pdf-notas-anexas

 

Un PDF con notas anexas en el pie

Dejando esto para futuros artículos, hoy me interesa destacar tres cosas de las notas del presentador:

  • Cuando se imprime una presentación  se puede imprimir con notas anexas a las diapos o sin ellas.
  • Cuando una presentación se exporta a PDF se puede exportar con notas o sin ellas
  • Cuando una presentación se sube a Slideshare con notas, estás se importan también apareciendo en la parte inferior como Notes Slide 1, Notes Slide 2, etc…

Podéis ver un ejemplo en esta presentación.

notes-slideshare

 

Ejemplo de notas del presentador en Slideshare

Las pegas de Slideshare en este sentido son que no todos los visitantes conocen esta funcionalidad y que no se incorpora si se incrusta la presentación en un sitio externo.

Recuerdo un profesor de mi facultad que te daba instrucciones sobre cómo imprimir sus diapositivas para que tuvieras en el papel un espacio al lado de cada una donde tomar tus notas. Aún hoy me parece una de las técnicas más creativas y geniales para dar clase.

En futuros artículos trataremos en detalle la técnica de las notas del presentador pero por ahora recordar que esto no se trata de volverse locos. Si te ves en la necesidad de meter un enlace, un párrafo o algún elemento de tipo “apuntes” en tu presentación no pasa absolutamente nada. Como con todo menos con el visionado de Breaking Bad, con el abuso vienen los problemas.

Share

5 comentarios

  1. María Luisa 3 octubre, 2013 en 11:51 am #

    En priemer lugar, muchas gracias por el piropo inicial de esta entrada, me siento halagada. Pero quisiera responder y matizar algunas cosas:
    – No digo que una presentación sirva para proporcinar apuntes a unos alumnos
    – No creo que para dar clase y apuntes a alumnos que se van a examinar una presentación sea útil. El conocimiento profundo de una materia requiere bastante más que unas ideas básicas, o datos.
    – Yo utilizo las presentaciones para exposiciones de temas muy concretos, de los que nadie se va a examinar.
    – Por lo tanto, utilizo las presentaciones para fijar y ayudar a recordar ideas y datos básicos de mi exposición.
    – Ciertamente, sin el presentador la presentación pierde bastante pero puede resultar todavía bastante útil, sobre todo si has asistido a la presentación en directo, en la que lo mejor es atender al orador sin tomar apenas notas.
    – Desde mi punto de vista un documento de texto como un WORD, es fundamentalmente eso, texto, mucho texto, que puede ir acompañado de gráficos y de datos. Mientras que en una presentación (Prezi, Power Point, KeyNote) las imágenes, los datos, los gráficos y los colores son los protagonistas y el texto es un acompañante explicativo.
    – Las presentaciones están hechas para verse en pantalla, los textos se suelen imprimir porque la lectura en papel sigue siendo muy cómoda para estudiar. El PDF se puede hacer de unos y de otros, eso no importa mucho.
    – Así que para una exposición oral sobre algo que require fijarse en unos datos, en unos recursos web determinados, en unas imágenes significativas, en unos puntos muy concretos, yo prefiero utilizar presentaciones para dejar grabadas las cuestiones esenciales.
    – Pero si una charla es un discurso personal sobre un tema que no necesita más que una buena expresión oral (una charla literaria es el ejemplo más claro) las presentaciones, las imágenes están de más desde mi punto de vista. No me imagino tampoco a Obama haciendo un discurso en la ONU con una presentación.
    – Si tuviera que explicar un tema complejo con mucha amplitud utilizaría un texto, bien estructurado, con imágenes y gráficos: un word, un sitio en la web, o un manuscrito, nunca una presentación.
    – A pesar de todo, considero que SlideShare es un buen sitio en el que se encuentran ideas interesantes expresadas de modo resumido. Claro que expresar ideas de modo resumido, con buenas imágenes, buenos gráficos y la frases consisas y precisas es algo difícil de hacer.

  2. María 7 octubre, 2013 en 1:56 pm #

    Como alguien que acaba de terminar la carrera y ha tenido que ‘sufrir’ haciendo y viendo ppts y presentaciones varias, creo que depende también de qué asignatura se enseñe. Yo he estudiado dos carreras distintas en dos universidades diferentes y me dí cuenta de varias cosas curiosas.

    En mis tres primeros años de universidad estudié Historia, y ningún profesor utilizaba Power Point. Las clases eran exposiciones orales sin apoyo visual y, durante los tres años que estuve en esa carrera, nunca eché en falta el Power Point. Aprendí (yo, y los demás alumnos) a tomar apuntes y a completarlos, si hacía falta, con la bibliografía escogida que nos daba cada profesor.

    Luego me reorienté hacia Arqueología e Histoira del Arte, cambiando de universidad. Me llamó la atención que todos los profesores tenían presentaciones para acompañar sus clases. En el caso de las asignaturas específicas de arqueología o h. del arte los profesores las utilizaban como soporte visual para que viésemos las obras ed arte, mapas o planos de lo que estuviésemos estudiando. El ppt sustituía a las antiguas diapositivas (de hecho, algún que otro porfesor seguía usando las diapositivas de toda la vida), pero nunca (o en muy pocos casos) sustituía a los apuntes que teníamos que tomar.

    Sin embargo, tuvimos que aguantar las presentaciones de una profesora de filosofía que se limitaba a copiar-pegar los apuntes que nos pasaba en Word a su presentación Power Point… con la letra en el mismo tamaño (es decir, el contenido de un A4 en una diapositiva), en color rojo sobre fondo azul oscuro. Eso sí que es muerte por Power point (y si además es filosofía a las 8h30 de la mañana… les dejo imaginarlo…).

    El problema es que, cada vez más a menudo (lo veo con gente que conozco que empieza la carrera ahora), se ha difundido la idea de que para que los alumnos entiendan y aprendan, los porfesores tienen que hacer presentaciones con ppt y luego (o antes), tienen que dárselas a los alumnos, o éstos se quejarán de que no les dan el material necesario para estudiar y/o aprobar. Y los profesores no siempre saben cómo hacer una presentación visual que sirve de apoyo y ayuda. Yo (por experiencia) creo que un ppt es un apoyo, pero que no debe sustituir a los apuntes.

    Ya siento el “rollo”…

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿PowerPoint para dar apuntes a los alumnos? - - Educacion enpildoras.com - 21 octubre, 2013

    […] Continuar leyendo: ¿PowerPoint para dar apuntes a los alumnos? – […]

  2. Michael Bay muerto por PowerPoint |Muerte por PowerPoint - 8 enero, 2014

    […] formas de morir por PowerPoint. Puede ser por una mala combinación de tipografías y colores, por transformar las diapositivas en documentos de Word e incluso se puede matar por PowerPoint usando Keynote o […]

  3. Cómo evitar la Muerte por PowerPoint - Muerte por PowerPoint - 22 mayo, 2015

    […] lugar de usar el PowerPoint como documentación, puedes dejar material de referencia a modo de apuntes, o materiales […]

Deja un comentario