¿Tengo que memorizar mi discurso?

Hace ya muchísimo tiempo, en el 2590 AP (Antes del PowerPoint) los griegos hablaban de los cinco cánones de la retórica: invención, organización, estilo, memoria y actuación. Hoy vamos a hablar de la memoria. ¿Cómo conseguían los griegos memorizar discursos que podían durar varias horas? Como no tenían diapositivas, los griegos inventaron técnicas mnemotécnicas como el “Método de loci“.

Hoy en día, en la mayoría de presentaciones que vemos, el cánon de la memoria” se ha convertido en “le leo a la audiencia lo que pone en las transparencias, en el peor de los casos. En el mejor, el presentador utiliza el PowerPoint para recordar por dónde va.

La memorización de un discurso suena a algo del pasado. Da una pereza horrible oír la palabra “memorizar”. A mí, me vienen a la mente imágenes en blanco y negro de niños estudiando durante largas horas en un estricto colegio de curas.

Pero los mejores discursos son memorizados. Los actores memorizan sus guiones y los grandes oradores hacen lo mismo. Aquí un ejemplo de una charla del genial Lawrence Lessig. Al principio parece que esté usando las diapositivas como apoyo pero a partir del minuto 1, observa como la sincronización entre lo que dice y lo que aparece en pantalla es simplemente perfecta. No hace falta ver más de 3 o 4 minutos para ver que se ha aprendido el discurso de memoria. Y ha ensayado mucho.

El problema principal es que una charla ensayada puede sonar enlatada y fría. Esto es, sin duda, lo que me pasó en los primeros discursos que traté de aprender de memoria. También tuve la misma experiencia ayudando a los oradores de TEDxValencia e Ignite Valencia a preparar sus charlas: Al ensayar algunos oradores sonaban robóticos y distantes.

Afortunadamente hace una semana tuve la oportunidad de hablar con Chris Anderson, el creador de las famosas charlas TED, y no pude dejar pasar la ocasión de (redoble de tambor) hacerle la gran pregunta:

Algunos presentadores suenan “enlatados” ¿cómo encontrar el equilibrio entre memorizar la charla y aprenderse solamente el esquema?

Según Chris, no basta con saberse el guión de memoria, hay que ir más allá y sentirse tan cómodo con el contenido que seamos capaces de conectar con la audiencia, porque no tenemos que pensar en el discurso.

Igual que un músico profesional, que ha ensayado tanto que no se concentra en las notas que tiene que tocar, sino en coordinarse con el resto de músicos y conectar con la audiencia.

Ensayar hasta pasar de este punto y llegar a sonar natural y relajado requiere mucho trabajo. Mucho más que simplemente aprenderse la charla de memoria.

Lo más normal es que no consigamos llegar a sonar naturales si memorizamos la charla. La mejor alternativa es aprenderse solamente el esquema de la charla. Trabajando desde el esquema podremos usar nuestras propias palabras, voz y expresiones, pasando a usar un tono conversacional con la audiencia. Igualito a cuando le estás contando una historia a los amigos en un bar .

¿Quiere decir esto que no tenemos que ensayar, o que podemos trabajar con un esquema en las diapositivas? ¡Al contrario! Hay que seguir ensayando, pero centrándonos en interiorizar el esquema. Si ensayamos suficiente llegará un momento en el que no hará falta llevar notas ni apoyarnos en el PowerPoint, porque el esquema estará en nuestra cabeza y el resto es fácil: hablar con la audiencia.

Un detalle: a mi me ayuda mucho memorizar la introducción y la conclusión. Memorizar la introducción me ayuda a empezar con buen pie para que los nervios no me jueguen una mala pasada. La conclusión me sirve para, si me paso de tiempo, poder acabar mi charla en piloto automático.

En definitiva, lo ideal es aprenderse la charla de memoria, pasando el punto en el que sonamos “enlatados”. Si esto no es posible, te recomiendo que trabajes en aprenderte el esquema de tu charla, la introducción y la conclusión y te enfoques en conversar con la audiencia.

Por si tenéis curiosidad, aquí os dejo el vídeo de Chris Anderson donde podéis ver la cara de fanboy adolescente total que se me pone (en inglés sin subtítulos):

 

 

Share

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Tengo que memorizar mi discurso? - - Educacion enpildoras.com - 9 noviembre, 2013

    […] Continuar leyendo: ¿Tengo que memorizar mi discurso? – […]

  2. Formación de Formadores | Annotary - 9 noviembre, 2013

    […] muerteporpowerpoint.com […]

  3. ¿Tengo que memorizar mi discurso? – | Madres de Dia Pamplona - 10 noviembre, 2013

    […] See on muerteporpowerpoint.com […]

  4. ¿Tengo que memorizar mi discurso? – | Salesianos Pamplona - 12 noviembre, 2013

    […] See on muerteporpowerpoint.com […]

  5. Cómo hacer notas de apoyo para una charla - - 24 abril, 2014

    […] de la verdad, no suelo usarlas mucho, pero me han salvado en más de una ocasión. Si te cuesta aprenderte el guión de tu charla, o prefieres estar más tranquilo, usar notas es un recurso que usan hasta los oradores más […]

Deja un comentario